Skip to content

Informe LVMH

7 marzo 2011
tags: ,

Moët Hennessy Louis Vuitton, LVMH para los amigos, tiene un siglo y medio de historia. Su historia es la siguiente. Louis Vuitton nació el 4 de agosto de 1821 en Chabouilla, cerca de Anchay (a 40 km. de Bourg-en-Bresse), pueblecito de poco más de 100 habitantes en el Franco-Condado francés, de familia modesta. Desde muy joven aprende junto a su padre el oficio de carpintero y charolista. Con 14 años se marcha a pie a París, donde trabajará como aprendiz en un taller de maletas y embalajes. Allí aprende a realizar portaequipajes para clientes adinerados. En 1854, se casa con Clémence-Émilie Parriaux y funda el primer taller Louis Vuitton, en la calle Neuve-des-Capucines, junto a la plaza Vendôme, en París. En 1859, amplía el taller familiar y ya cuenta con una veintena de empleados. Se traslada a la calle Asnières-sur-Seine, junto al río Sena, para aprovechar el nuevo transporte fluvial. Allí construye su residencia familiar, hoy Musée Vuitton, y la calle es llamada en su honor «rue Louis Vuitton».

Publicidad en prensa francesa en 1923

Hacia 1870, Louis Vuitton se lanza al extranjero y abre su primera tienda en Londres (1885), a la que siguen tiendas en Nueva York y Philadelphia. En 1888, Louis Vuitton crea su primer logotipo: «Marque Louis Vuitton déposée». En 1892 muere Louis Vuitton y su hijo Georges, ayudado por toda la familia, le sucede al frente de la empresa. En 1896 Georges crea personalmente su célebre tejido «Monogramme LV», que convierte en emblema de la casa. Se trata de una tela impermeable de color gris claro, llamado «gris Trianon», resistente y ligera que aspira a reemplazar al cuero en los equipajes. En 1959, Gaston-Louis Vuitton, primogénito de Georges que dirige la empresa desde 1936, junto a su hijo Claude-Louis, lanzan al mercado nuevas telas de lino, algodón y PVC, que multiplican las ventas de LV.

Odile Vuitton, una de las hijas de Gaston-Louis, y su marido Henri Racamier, presidente de la sociedad desde 1977, transforman la marca en una compañía multinacional. En 1987, el holding «Louis Vuitton SA» sale a Bolsa en París y agrupa a marcas como Louis Vuitton o Champagne Veuve Clicquot Ponsardin. A la vez, se fusiona con Moët Hennessy par formar LVMH – Moët Hennessy Louis Vuitton SA (LVMH), primer grupo de lujo del mundo. En 1988, el millonario Bernard Arnault lanza una OPA sobre LVMH con la ayuda de la Banque Lazard. Arnault se hace con el 42% la LVMH (47,4% en 2009, más un 3,3% de autocartera del grupo) y promueve lo que es el actual imperio LVMH, diversificando la producción en prêt-à-porter, zapatos o relojería.

Bernard Arnault (Wikipedia)

Bernard Arnault

En octubre de 1987, Bernard Arnault entra a formar parte de PDG, la sociedad que dirige Louis Vuitton, junto a Henri Racamier y los máximos accionistas de la centenaria enseña. Desde el verano de 1987 está naciendo LVMH, fruto de la fusión entre dos grupos muy diferentes: Moët Hennessy (Champagne Moët & Chandon, Champagne Ruinart, Champagne Mercier, Champagne Canard-Duchêne, cognac Hennessy), por una parte; y Louis Vuitton (Louis Vuitton Malletier, Givenchy, Champagne Veuve Clicquot Ponsardin), por otra. El grupo LVMH será objeto de una OPA dirigida por Bernard Arnault y la banque Lazard. Gracias al éxito de la OPA, Arnault se hace primer accionista de LVMH en julio de 1988 y accionista mayoritario en enero de 1989. Arnault trae consigo la marca Christian Dior, que dirige desde hace años.

Ya en julio de 1988, Arnault compra la marca Céline. Desde entonces, las compras se encadenan y no parará de sumar enseñas a la divisa LVMH. En 1993, comprara las marcas Berluti y Kenzo. Asimismo, en 1993 se interesa por los medios de comunicación y compra el diario económico La Tribune, que vende rápidamente para comprar otro diario más saneado, Les Échos, por 240 millones de euros. En 1994, compra la casa de perfumes Guerlain. En 1996, compra la prestigiosa firma española Loewe; más tarde, Marc Jacobs y Sephora, en 1997; Thomas Pink, en 1999; Emilio Pucci, en 2000; Fendi, DKNY y La Samaritaine en 2001.

Desde 2005, Arnault es considerado como uno de los hombres más ricos de Francia. Su patrimonio personal está asegurado por una pirámide de holdings: Montaigne Finance controla Financière Agache, que controla Christian Dior, que posee la Financière Goujon, que a su vez posee el 47 % de LVMH. En asociación con el grupo Colony Capital, el Groupe Arnault entra en el capital de Carrefour en marzo de 2007. Según Le Monde diplomatique (agosto 2008), su salario anual en PDG en 2007 fue de solo 3 millones de euros, pero su cuota de beneficios por dividentos superó los 335 millones de euros. Según la revista Forbes, su fortuna se acrecentó en 3 mil millones de euros en ese mismo año.

2010

Con un pequeño flujo libre en Bolsa del 25% y una buena valoración, parecía que Hermès era inmune a cualquier asalto. Además, Hermes afirmaba que su familia propietaria no tenía intención de vender la compañía. Pero, en octubre de 2010, LVMH, que afirma que no tienen más ambiciones que controlar una pequeña parte de la firma, adquiere acciones por un valor del 14,2% de la compañía, más otro 2,9% en concepto de derivados. La compra le supuso un coste medio de 80,50 euros por cada acción, un 54% menos que el precio del mecado, de 176,20 euros. Una operación sibilina de la que no está todo claro. El umbral de revelación participativa en el mercado de valores francés es del 5%. LVMH simplemente dice que se valió de derivados. Las acciones de Hermès han fluctuado entre 70 y 110 euros en los últimos años, llegando hasta 176 euros. El precio de las acciones solo empezó a repuntar al mismo tiempo que surgían los rumores de una compra tras la muerte del antiguo consejero delegado y miembro de la familia, Jean-Louis Dumas. Su muerte pudo haber puesto a prueba la lealtad de algunos de sus parientes (más de 200 miembros controlan la compañía mediante dos pactos secretos). Representan al 58,36% de las acciones de Hermès; la compañía afirma que, en conjunto, la familia posee cerca del 75% de la enseña.

En 2010, el valor de mercado de los títulos de Hermès era de 21.000 millones de euros, más de un tercio del de LVMH. Hermès tiene un margen de beneficios del 27% y una cultura más conservadora, pero la operación de LVMH podría ampliar significativamente su alcance internacional. Puede que Arnault aún tenga que esperar mucho. Su fracasado intento de comprar Gucci demuestra que el éxito no baja del cielo, pero ha subido el nivel a cualquier pretendiente rival.

2011

En marzo de 2011, LVMH se hizo con el 50,43% de la italiana Bulgari SpA por unos 4.300 millones de euros, con lo que pone de manifiesto su fortaleza en el sector del lujo. LVMH ya es dueña de más de 60 marcas, entre otras Fendi o Donna Karan, y en 2010 dio a conocer que controlaba un 17% de su rival Hermès International SCA, participación que se ha incrementado hasta el 20%.

La adquisición de Bulgari aumentará la presencia de LVMH en los subsectores de joyería y relojería, una de las áreas de crecimiento más rápido del sector del lujo. LVMH ya posee las marcas de relojería Zenith, Hublot y TAG Heuer y la división registró el año pasado un aumento de los ingresos del 29%, el mayor de todas las divisiones del grupo. No obstante, es la división más pequeña y aporta al conjunto del grupo menos del 5% de los ingresos totales. Tras la adquisición de Bulgari, la división de relojes supondrá un 9% de las ventas totales de LVMH, según el fondo de inversión Delubac Asset Management, que posee títulos de ambas compañías.

LVMH emitirá 16,5 millones de acciones nuevas a cambio de los 152,5 millones de títulos de Bulgari en manos de la familia Bulgari, que posee el 50,43% de la firma. El grupo francés también presentará una oferta pública de 12,25 euros por acción a los accionistas minoritarios de Bulgari. Un portavoz de LVMH estimó que la operación ascendería a 4.300 millones de euros. La familia Bulgari controlará el 3% de LVMH y será el segundo mayor accionista familiar del grupo galo, sólo superado por el consejero delegado de LVMH, Bernard Arnault, aunque varios inversores institucionales pueden tener participaciones mayores.

LVMH ofreció una prima del 61% sobre el precio de la acción de Bulgari, 7,59 euros, y los títulos del grupo italiano subieron un 60% al hacerse público. Paolo y Nicola Bulgari seguirán siendo presidente y vicepresidente de la junta directiva de Bulgari, respectivamente. La familia Bulgari podrá colocar dos representantes en la junta de LVMH, y Francesco Trapani, presidente ejecutivo de Bulgari y miembro también de la familia, se unirá al comité ejecutivo de LVMH, indicó Bulgari.

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: