Skip to content

Nace Sudán del Sur, Estado 54 de África

9 enero 2011
tags:

La tierra roja de Juba hoy es libre. El domingo 9 de enero de 2011 ha iniciado un camino de no retorno. Ha nacido Sudán del Sur, y su capital, Juba, es un hervidero de manifestaciones, de banderas por las calles, de grupos de mujeres bailando y ruido de tambores para celebrar el referéndum de secesión que separará el sur del norte. A pesar de tener toda la semana para votar, miles de personas han acudido a las urnas horas antes de que se abrieran los colegios electorales. El lugar de encuentro de las autoridades ha sido el colegio instalado junto a la tumba de John Garang de Mabior, el héroe de Sudán del Sur, fallecido en un accidente de helicóptero en 2005. Hasta allí se ha dirigido Salva Kir Mayardit, presidente de la región y el primero en votar, a las ocho de la mañana. Ante miles de personas, el líder de los sureños, bastón en mano y sombrero de cowboy, ha hecho el mismo recorrido que sus compatriotas; se ha registrado, se ha ocultado en una cabina hecha de cartones para asegurar que su voto era secreto, ha introducido la papeleta en la urna y luego ha mostrado la palma de su mano con el dedo manchado de tinta en señal de que su voto había sido favorable a la secesión. A partir de entonces, los sureños han aguantado bajo un sol de muerte durante horas para votar. Es tal el deseo de estos ciudadanos por pertenecer al nuevo Estado que se avecina, que muchos de ellos han emprendido un viaje de 11 días desde Jartum por el Nilo Blanco hasta Juba solo para dar el sí a la secesión.

Una semana de comicios

El referéndum se celebrará durante toda la semana y sus resultados quizá no se conozcan hasta febrero. A partir de ahí, a pesar del fuerte apoyo de EE UU y la ONU al proceso independentista, comienza una cascada de obstáculos hasta que el país se convierta definitivamente en el Estado 54 de África y pueda organizar su Gobierno y sus instituciones. El principal problema es la delimitación de las fronteras. Aunque el presidente de Sudán, Omar al-Bashir, ha señalado que aceptará el resultado de la consulta, nadie ha establecido aún cuáles serán las fronteras del nuevo país. En Sudán del Sur está el 75% de las reservas de petróleo, pero las instalaciones para su aprovechamiento están en el norte. En los territorios fronterizos hay riesgo de que se desate la violencia y no solo por el petróleo. Uno de los lugares más conflictivos es Abyei. En ese territorio central de abundante agua y fértiles pastos, dos tribus se disputan la tierra: los Dinka y los Baggara. Estos últimos son de origen árabe y se dedican al ganado. Las tierras de Abyei son para ellos un lugar ideal en la época seca. Para los Dinka, los Baggara son solo unos huéspedes, pero en Abyei aún no hay fecha para un referéndum en el que las tribus decidan si quieren pertenecer al norte o al sur

Por último, falta otra voz importante en el dibujo de esas fronteras: China, el gigante asiático que ha mostrado un apetito insaciable por los recursos petrolíferos de Sudán. 

VER: EL PAÍS, Sudán del Sur será un país independiente el 9 de julio, en EL PAÍS

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: