Skip to content

Cien años de mujeres universitarias

17 diciembre 2010
tags: ,

Este curso 2010-11 se cumplen cien años de la entrada de la mujer en la universidad española. Fue una Real Orden de marzo de 1910 la que permitió a las mujeres el libre acceso a los estudios secundarios y universitarios. Hasta ese momento, eran indispensables los permisos del padre y de la autoridad académica correspondiente a un tiempo, lo que impedía de hecho el acceso de muchas jóvenes españolas a la universidad, a pesar de que algunos intelectuales hubiesen intentado de forma directa o indirecta que mujeres extraordinarias de su familias pudiesen recibir enseñanzas universitarias. Algunos destacados educadores como Fernando de Castro o Francisco Giner de los Ríos, fundador de la Institución Libre de Enseñanza, habían apostado abiertamente por la educación de las mujeres como factor de desarrollo de España.

Un primer impulso lo dio Alice Gordon Gulick y su International Institute for Girls in Spain (desde 1871 en Santander, y luego en San Sebastián y Madrid, en 1903). De esta forma, profesoras norteamericanas de Massachusetts de religión protestante empezaron a instruir a una veintena de  jóvenes de varias nacionalidades, al tiempo que proporcionaban modelos femeninos inéditos en la sociedad española. Un segundo impulso lo dio la Junta de Ampliación de Estudios (1907) que, en combinación con el International Institute, creó en 1917 la Residencia de Señoritas de Madrid, que alojaba estudiantes de toda España. En su Laboratorio Foster de Química se impartieron cursos reconocidos por las Facultades de Ciencias y Farmacia.

A la referida Real Orden de marzo de 1910 le siguió otra seis meses después que disponía que “la posesión de los diversos títulos académicos habilitará a la mujer para el ejercicio de cuantas profesiones tengan relación con el Ministerio de Instrucción Pública”, incluyendo explícitamente la posibilidad de opositar a cátedras.  Era ministro de Instrucción Pública el político cordobés (de Iznájar) Julio Burell, comprometido con la educación de las mujeres. Su hija Consuelo estudió en el Instituto-Escuela (creado en 1918 por la Institución Libre de Enseñanza y la Junta de Ampliación de Estudios) y pudo cursar una licenciatura.

VER: Un siglo de mujeres en la Universidad, por Catalina Lara, en EL PAÍS

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: