Skip to content

Los mercados apuntan hacia Portugal

30 noviembre 2010

Vienen días amargos para la economía de los países más atrasados del euro (ahora llamados PIIGS). Durante meses, los Gobiernos se endeudaron para suavizar los efectos de la crisis financiera de 2007. Pero las cuentas de gastos de los Estados se saltaron a la torera el 3% del déficit público aprobado en 2002 con motivo del nacimiento del €uro. Desde mayo de 2010, Alemania y Francia vienen exigiendo a todos planes draconianos para luchar contra el déficit desbocado. España aprobó planes nunca vistos, como la disminución del sueldo de los funcionarios en un 5% de media. Con todo, la caída de Grecia no se hizo esperar. En noviembre ocurrió lo mismo con la economía irlandesa. Ahora ha llegado el turno de los países ibéricos. En Portugal y España, el riesgo país se ha disparado hasta romper todas las barreras. Portugal paga una deuda 480 puntos básicos superior a la de Alemania (que se toma como base por ser la menor de todas) y su banco central ha advertido del “riesgo intolerable” si el Estado no consigue consolidar sus cuentas públicas y tranquilizar a los mercados.

En España, se ha superado por primera vez desde la introducción del euro los 300 puntos básicos (311 puntos) con respecto a la deuda alemana. El bono español a diez años está por encima del 5,7%, su cota más altas en más de ocho años (el del bund alemán se mantiene entre el 2,65% y el 2,7%). La rentabilidad del bono a dos años se disparaba casi 30 puntos básicos, para quedarse al filo del 4%. Las dudas sobre la salud del sistema financiero español no acaban de despejarse. La debilidad de la deuda de los países ibéricos se encuentra en los niveles en los que estaban los griegos e irlandeses aproximadamente medio año antes de sus respectivos rescates (el rendimiento de los bonos españoles a dos, cinco y diez años se sitúan en parecidas cifras a las arrojadas por Grecia a finales de 2009 e Irlanda entre abril y mayo de 2010).

 [foto de la noticia]

Efecto contagio

El ‘efecto contagio’ va mucho más allá de las rescatadas Grecia e Irlanda, y de Portugal, que aparece en todas las quinielas como próxima víctima de la crisis. Al igual que España, Italia registra nuevos récords desde la introducción del euro en su prima de riesgo. Supera la barrera de los 200 puntos básicos, hasta los 210, y la rentabilidad de su bono a diez años escala al 4,771%. Irlanda renueva sus máximos en 708 puntos básicos. Las tensiones ni siquiera son exclusivas ya de la periferia. Bélgica, que suma las incertidumbres políticas a las financieras, amplía su riesgo país hasta los 142 puntos básicos, sus cotas más altas desde la introducción del euro. En el caso de Francia la brecha respecto a Alemania llega a los 58 puntos básicos, la más alta desde abril del pasado año.

VER:Expansión

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: