Skip to content

WWF-Adena tumba el mayor parque industrial de Cádiz

1 noviembre 2009

Marisma de Las Aletas (Puerto Real)

El Tribunal Supremo ha anulado el acuerdo del Consejo de Ministros que aprobó en 2007 desafectar más de la mitad de las 527 hectáreas en las que se preveía el parque industrial Las Aletas (Puerto Real), a instancias de la asociación ecologista WWF-Adena, que denunció este acuerdo por ocupar 287 hectáreas de una marisma desecada. La Junta de Andalucía, impulsora del proyecto, siempre ha defendido que es un terreno baldío, sin valor medioambiental, aunque esté al lado del Parque Natural de la Bahía de Cádiz y han justificado su actuación en el interés económico y laboral del proyecto (sus promotores arguían que sería uno de los más grandes de Andalucía, sólo por detrás del Parque Tecnológico de Málaga y el de La Cartuja de Sevilla). Un decreto de 2004 de la Consejería de Obras Públicas declaraba estas 527 hectáreas de Puerto Real zona especial de reserva (Zercla). Pero la ley de Costas, en su artículo 32.1, establece que únicamente se podrá permitir esa ocupación para aquellas actividades que, por su naturaleza, no puedan tener otra ubicación y además se limita mucho el tipo de uso, enfocado a investigación o pruebas científicas. En abril de 2007, el Consejo de Ministros validaba la reserva de 287 hectáreas de dominio público marítimo-terrestre dentro de las 527 necesarias para Las Aletas. Aquello se justificó en que los usos tendrían un “efecto tractor” en la economía de la comarca y que el lugar era el idóneo porque en ningún otro se podían ubicar industrias junto a un muelle, el de la Cabezuela, con conexión ferroviaria, cerca de las principales carreteras de conexión, la autopista hacia Sevilla y la autovía hasta el Campo de Gibraltar. La medida contaba con informes de la Junta, del Ayuntamiento, del Ministerio de Medio Ambiente, de la Abogacía del Estado y de la Dirección General de Presupuestos. Sin embargo, el Supremo tacha la resolución del Consejo de “extremadamente abierta” e “imprecisa”. La reserva de los terrenos era además por tiempo indefinido. “Pretende posibilitar la realización de obras e instalaciones que inevitablemente van a desnaturalizar los terrenos”, advierte la sentencia. WWF España se felicitó por la sentencia. Los magistrados llaman la atención de que ninguna administración pusiese sobre la mesa un estudio sobre las alternativas para otras ubicaciones.

VER:EL PAÍS

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: