Skip to content

Gandhi

14 octubre 2009
tags:

Gandhi (c. 1930)

Gandhi (nacido en 1869 en Porbandar, Gujarat) era el hijo de Karamchand Gandhi, primer ministro (diwan) de Porbandar. Su familia era de la casta vaisia (comerciante). Su madre, Putlibai, la cuarta esposa de su padre, tuvo una gran influencia en su niñez, cuando Gandhi aprendió a no hacer daño a ningún ser viviente, a ser vegetariano, a ayunar para purificarse y a tener tolerancia con otros credos y religiones. A los trece años sus padres concertaron su matrimonio con Kasturba Makharji, un año mayor que él, y con la cual tendría cuatro hijos.

Gandhi fue un estudiante mediocre en su juventud, logrando a duras penas pasar el examen de admisión en la Universidad de Bombay en 1887. A los pocos meses se trasladará a Gran Bretaña para estudiar Derecho en la Universidad de Londres. Al regresar a la India, trató de establecerse como abogado en Bombay, pero no tuvo mucho éxito. Regresó a Rajkot ejerciendo la modesta labor de preparar peticiones a litigantes. Tuvo que dejar esta tarea tras un altercado con un oficial británico en un incidente en el cual trató de abogar por su hermano mayor.

En 1893, aceptó un contrato de trabajo por un año con una compañía india que operaba en Natal (Suráfrica). Allí se interesó por la situación de los 150.000 compatriotas que residían en el país surafricano y un incidente le marcaría definitivamente: cuando viajaba a Pretoria varios año después, fue sacado forzosamente del tren en donde viajaba en la estación de Pietermaritzburg, cuando se negó a mudarse de la primera clase donde viajaba a la tercera clase, la cual se destinaba a la gente negra. Más tarde, viajando en una diligencia, se negó a ceder su asiento a un pasajero de piel blanca. Además, sufrió otras humillaciones debido a su raza. Estas experiencias le llevaron a fundar el Partido Indio del Congreso de Natal en 1894. A través de esta organización pudo unir a la comunidad india en Suráfrica en una fuerza política homogénea, inundando a la prensa y al gobierno con denuncias de violación de los derechos civiles de los indios y evidencias de la discriminación de los británicos.

En 1906, el gobierno de Transvaal promulgó una ley que obligaba a todos los indios a registrarse, lo que originó una protesta masiva en Johannesburgo y, por primera vez, Gandhi adoptó la plataforma llamada satyagraha (‘apego a la verdad’) que consistía en una protesta no violenta. Gandhi insistió en que los indios desafiaran abiertamente, pero sin violencia, la ley promulgada, sufriendo el castigo que el gobierno quisiera imponer. Este desafío duró siete años en los cuales miles de indios fueron encarcelados (incluyendo a Gandhi en varias ocasiones), azotados e incluso fusilados por protestar, rehusar registrarse, quemar sus tarjetas de registro y cualquier otra forma de protesta no violenta. Si bien el gobierno logró reprimir la protesta de los indios, la denuncia en el exterior de los métodos extremos utilizados por el gobierno de Sudáfrica finalmente obligó al general sudafricano Jan Christian Smuts a negociar una solución con Gandhi. Durante sus años en Suráfrica, Gandhi se inspiró en la Bhagavad Gita y en los libros de Leon Tolstoi, particularmente en El Reino de Dios está en ti, libro que abraza la causa del anarquismo cristiano. Gandhi tradujo otro libro de Tolstoi llamado Carta a un hindú (1908), en respuesta a los nacionalistas indios que apoyaban la violencia. Gandhi permaneció en contacto con Tolstoi hasta la muerte de éste en 1910.

Regresó a la India

Gandhi regresó a la India en 1915. En esta época ya había cambiado sus hábitos y estilo de vida adoptando los más tradicionales de la India. Trató al principio de lanzar un nuevo periódico y de practicar la abogacía, pero fue disuadido por Gopal Krishna Gokhale, quien le convenció en dedicarse a labores de mayor importancia nacional. Gandhi y su esposa Kasturba viajaron por toda la India. Mantenía una copiosa correspondencia con diferentes personajes en este país y continuaba experimentando con su dieta y profundizando sus conocimientos sobre religión y filosofía, pero sobre todo, prestó principal atención a la política y al joven Partido del Congreso.

Gandhi con Nehru e Indira. Fines de los años treinta.

Gandhi junto a la joven Indira (la hija de Nehru, más tarde primera ministra de la India), en 1939.

El poeta bengalí Rabindranath Tagore con Gandhi en 1940

Gandhi con Mahadev Desai (1942)

 
Nehru y Gandhi (1946)

Nehru bromea con Gandhi (Mumbai, 6 julio 1946)

Cuando estalla la Segunda Guerra Mundial (1939), Gandhi  se siente ofendido por la inclusión unilateral de la India en la guerra, sin la consulta de los representantes del pueblo. Todos los miembros del Congreso dimitieron en masa. Después de largas deliberaciones, Gandhi declaró que la India no podría ser partidaria de una guerra que aparentemente era una lucha para la libertad democrática, mientras que esa libertad era negada a la misma India. Mientras progresaba la guerra, Gandhi intensificó su reclamación de independencia. La rebelión de Gandhi y del Partido del Congreso tuvo como objetivo la salida británica de la India. Hacia 1942 Nehru y Gandhi lideran la lucha en momentos de suma dificultad. Gandhi invitó a todos los miembros del Congreso e indios a mantener la disciplina vía ahimsa (no violencia), y karó ia maró (‘hecha o dada’) en la causa última de la libertad. Los británicos arrestaron a Gandhi y a todo el comité de trabajo del Congreso en Bombay el 9 de agosto de 1942. Retuvieron a Gandhi durante dos años en el palacio de Aga Khan en Pune. Fue entonces cuando Gandhi sufrió dos golpes terribles: su secretaria Mahadev Desai (de 42 años) murió de un ataque del corazón 6 días después y su esposa Kasturba muere tras 18 meses de encarcelamiento, en febrero de 1944. Gandhi, que sufrió seis semanas más adelante un ataque de malaria, es liberado antes de finalizar la guerra, el 6 de mayo de 1944, debido a su débil estado de salud (los británicos no querían que él muriera en prisión). Aunque el movimiento no vilento de la India tuvo moderados éxitos en su objetivo, la despiadada rpresión del movimiento trajo el orden a la India a finales de 1943. Con el final de la guerra, el imperio británico dio indicaciones claras de que el poder sería transferido a manos indias. En este punto, Gandhi pidió el fin de la lucha, y salieron alrededor de 100.000 presos políticos, incluyendo la dirección del Partido del Congreso.

Libertad y partición de la India (1945-1947)

Gandhi recomendó al Congreso rechazar las propuestas del Plan de la Misión del Gabinete creado por los británicos en 1946. Desconfiaba de la idea de compartir el poder con la Liga Musulmana y las divisiones y descentralización que proponían los británicos. Entre 1946 y 1947, más de 5.000 personas murieron en enfrentamientos entre hindúes y musulmanes. La Liga Musulmana era popular en las regiones donde había una mayoría musulmana, como Punjab, Bengala, Sindh, NWFP y Baluchistán. Por otra parte, la Liga Musulmana argumentaba que la superioridad numérica de los hindúes oprimiría sistemáticamente a la minoría musulmana en una India unida y que una nación musulmana separada era la única solución. Sin embargo, muchos musulmanes en la India vivían junto a hindúes, sikhs, budistas, cristianos, jains, parsis y judíos y eran partidarios de la unidad de la India. Pero Mohammed Ali Jinnah tenía un amplio respaldo en el Punjab Occidental, Sindh, NWFP y Bengala Oriental, es decir todo lo que forma hoy en día Pakistán y Bangladesh. El plan de la división de la India fue aprobado por el Congreso como una forma de evitar una guerra civil hindú-musulmana a gran escala. Los líderes del Congreso sabían que si bien Gandhi era visceralmente opuesto a la partición de la India, también era prácticamente imposible aceptar el plan sin la aprobación de Gandhi, porque el respaldo de que gozaba en toda la India era muy fuerte. Sadar Patel, persona de confianza de Gandhi, fue el encargado de lograr su consentimiento al plan de división. El día de la transferencia del gobierno, Gandhi no lo celebró como en el resto de la India y estuvo solo en su residencia de Calcuta.

Asesinato y sus últimas palabras

El 30 de enero de 1948, cuando Gandhi se dirigía a una reunión para rezar, fue asesinado en Birla Bhavan (Birla House) en Nueva Delhi, a los 78 años de edad por Nathuram Godse, un radical hindú aparentemente relacionado con grupos ultra derechistas de la India. Godse y un cómplice, Narayan Apte, fueron juzgados y condenados a muerte. Su ejecución se realizó el 15 de noviembre de 1949. Antes de morir, Gandhi exclamó: «¡Hey, Rama!», todo un signo de su espiritualidad e idealismo en la búsqueda de la paz. Estas palabras están escritas en el monumento erigido en su honor en Nueva Delhi.

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: