Skip to content

La isla de los museos, por Emilio Luque

25 agosto 2009

Debe de ser casualidad, pero a veces las cosas se engarzan de una manera más que soberbia sin esperarlo. Porque se habían dicho tantas posibilidades, tantos edificios y terrenos ofrecidos por unos y otros, durante tanto tiempo, que ya casi nadie podía pensar que las cosas vinieran de esta guisa. Me refiero a la construcción del Centro de Arte Contemporáneo en Miraflores, junto al futurista Palacio del Sur del arquitecto holandés Rem Koolhas. Ha sido una suerte por fin que en esta Ciudad de las Ideas donde antes sólo había ratones, porque Miraflores era un suburbio incómodo, se ponga en marcha una auténtica isla de los museos a la manera berlinesa, un proyecto con visos de futuro en una ciudad necesitada precisamente de equipamientos culturales. Debe de ser casualidad, ya digo, pero la Consejería de Cultura anuncia también la construcción de nueva planta del Museo de Bellas Artes a la diestra de la Calahorra y del Palacio del Sur. Un espacio admirable y un entorno único que esperemos sea apreciado por la Junta de Andalucía y que el nuevo edificio esté a la altura de las expectativas en diseño y en espacio, para poder ofrecer de manera lúcida la calidad de la obra atesorada en el Bellas Artes cordobés. ¿Qué queda, pues, aparte de levantarlos en esta Isla del Sur? Queda que no olvidemos que el río Betis es la cuna de la ciudad y ha de ser de nuevo la espina dorsal de su devenir futuro. Queda que no echemos en saco roto el magnífico diseño del polémico y genial Moneo, diseño que ideó para el Palacio del Sur, pero que puede reconvertirse en Centro de Arte Contemporáneo por la mano del creador del Museo Romano de Mérida o del Nuevo Museo del Prado. Queda que la Diputación ex Excelentísima complete con la Fundación Botí el panorama cultural cordobés no en los terrenos escasos de la plaza Judá Leví (ideales para una Filmoteca alicaída), sino en nuevos terrenos que quizá la casualidad no lleve lejos de la Isla de los Museos. ¿Algo más, pues? Queda que no olvidemos el Museo Julio Romero de Torres, tan castizo y a la vez tan cordobés y universal. Queda soñar, pero parece que nuestros próceres han apostado por fin por un sueño del que la Ciudad de las Ideas sabrá sacarnos a todos.

Emilio Luque

VER: Diario Córdoba

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: