Skip to content

Modernismo en Córdoba

25 noviembre 2008

Casa Palacio de Teófilo Álvarez Cid, obra del arquitecto Adolfo Castiñeyra

Hablar de Modernismo en Córdoba es hablar de Adolfo Castiñeyra Boloix, arquitecto nacido en Córdoba en abril de 1856 y fallecido en junio de 1920. Hijo del palmeño Mariano Castiñeyra, maestro de obras, cursó la carrera en Madrid. En 1881 se casa con María del Carmen Alfonzo, portorriqueña. En 1891 obtiene el título de Arquitecto, a la edad de 35 años, momento en el que vuelve a su ciudad natal al ser nombrado Arquitecto de segunda del Ayuntamiento de Córdoba. En 1892 es nombrado director de la Escuela de Artes y Oficios, en 1893 arquitecto de la Diputación y en 1894, arquitecto de la diócesis. En 1900 es elegido académico por la Real Academia de Córdoba.

Entre sus obras más conocidas se encuentran la fachada del antiguo Gobierno Civil y actual Instituto Maimónides, edificio construido en 1906, o la Casa Palacio de Teófilo Álvarez Cid, en la Avenida del Gran Capitán, que tras un intento de demolición fue adquirida como sede del Colegio de Arquitectos. Fue también el arquitecto encargado de la ampliación de la Caseta del Círculo de la Amistad, de la iglesia de Santa Bárbara de Peñarroya-Pueblonuevo (1913), la terminación de la iglesia de la Inmaculada de Villa del Río (1894), la restauración de las iglesias de San Pablo de Córdoba (1897- 1903) y de San Mateo de Lucena (1898), o la edificación del cementerio de Añora. Entre 1892 y 1920, trabajó en más de medio centenar de obras para particulares, donde dejó su impronta modernista.

El cementerio de Añora

Puerta del cementerio de Añora, obra del arquitecto Adolfo Castiñeyra

El Ayuntamiento de Añora inició en 1903 los trámites para la construcción de un nuevo cementerio que reuniera la higiene y la extensión necesarias para su población, algo más de 2.000 habitantes. Para ello se solicitó la intervención del arquitecto provincial, a la sazón, Adolfo Castiñeyra y Boloix, arquitecto de la Diputación y del Obispado. Cuando se hizo cargo del proyecto del cementerio de Añora, en su haber se encontraban obras importantes como  la iglesia de la Inmaculada de Villa del Río, la iglesia de San Mateo de Lucena y la restauración de la iglesia de San Pablo de Córdoba (con la colaboración de Mateo Inurria), todas ellas en el estilo ecléctico imperante en la época. Es precisamente en 1903 cuando Castiñeyra comienza sus ensayos con un nuevo estilo arquitectónico que había penetrado en España fundamentalmente a partir de las exposiciones universales de París en 1900 y Turín en 1902. El Art Nouveau o Modernismo proclama la libertad del arquitecto frente al academicismo o historicismo dominantes en las décadas anteriores y concede a la ornamentación un papel decisivo. Probablemente el hecho de que fuera desarrollado por hombres con una sólida trayectoria haya motivado que el modernismo cordobés se caracterice precisamente por la mezcla de eclecticismo y modernismo decorativo. En julio de 1903 Castiñeyra, que puede considerarse el introductor del Art Nouveau en Córdoba, comienza la construcción de la primera casa modernista de la ciudad, hoy desaparecida, en la Puerta de Gallegos. En este contexto redacta Adolfo Castiñeyra el proyecto para el cementerio de Añora. El ensayo de modernismo civil se limitará a la portada del edificio, que se hizo de manera ramplona. El presupuesto total de contrata fue de 12.754 pesetas (76€) y la construcción se no se autorizó hasta marzo de 1904. Bartolomé Cabrera García, maestro de obras de Pozoblanco, fue el encargado de realizarlo y obtuvo el visto bueno del arquitecto en octubre de 1906. El nuevo cementerio, que recibió el nombre de “Nuestra Señora del Carmen”, comenzó a recibir enterramientos el primero de julio de 1909. La sobresaliente portada, por razones que desconocemos, no se construyó de acuerdo con los planos del proyecto, sino que se simplificó despojándola de sus elementos más distintivos.  

Portada del cementerio de Añora, de Adolfo Castiñeyra

La edificación final resultó más plana y convencional que lo ideado por el arquitecto. Se olvidan la puerta decorada de acceso al cementerio, la decoración vegetal, las volutas con guirnaldas que caen hasta los arranques del arco, las dos pilastras decoradas con molduras cuya cima se corona con sendos macetones florales. El conjunto ideado por Castiñeyra evidencia su deuda con el Art Nouveau; sin embargo, la portada realizada muestra unas innegables raíces eclécticas, continuadora de la tradición barroca. Lo que quiso ser un primer ensayo de la estética modernista en una construcción pública, quedó reducido a un cementerio corriente.

Iglesia de Villa del Rio (Córdoba), obra del arquitecto Adolfo Castiñeyra

Iglesia de Villa del Rio (Córdoba), obra del arquitecto Adolfo Castiñeyra  

Detalle de la Casa Palacio de Teófilo Álvarez Cid

Detalle del palacete realizado por Adolfo Castiñeyra y Boloix para el Magistrado Alvarez Cid, en 1907, hoy sede del Colegio de Arquitectos en Córdoba.

Modernismo en el norte de Córdoba

La estela de Castiñeyra sigue el palacete de Celestino Romero, la Casa Cardona, en Fuente Obejuna, quizás el más importante edificio modernista de la provincia, que se le atrubuye sin seguridad total. O el edificio del actual BSCH, en la calle Real de Pozoblanco, construido de nueva planta como sede del Banco Hispano Americano, que se inauguró en 1927 y de aspecto modernista, con abultados de yeso a base de ornamentos florales. 

Casa Cardona, en Fuente Ovejuna (Córdoba)

VER: http://www.solienses.com/noria/cementerio2.htm

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: