Skip to content

Córdoba quiere la Colección Pilar Citoler

13 octubre 2008

  

Pilar Citoler Foto: Chema Conesa (elmundo)

Ayuntamiento de Córdoba, Diputación de Córdoba y Junta de Andalucía han decidido unir sus fuerzas y luchar por conseguir que la ciudad califal albergue de manera permanente Circa XX, la colección de más de 1300 piezas de Pilar Citoler, una de las coleccionistas privadas más importantes de España. En 34 años que lleva adquiriendo cuadros, Citoler ha reunido una colección de valor incalculable: más de 1300 obras repartidas entre dos casas y una clínica. Y todo lo ha pagado con su trabajo de médica odontóloga.   

Antoni Tapies Técnica mixta: látex y polvo de mármol sobre lienzo 1966
Nacida en Zaragoza, en 1943, pertenece a un grupo de compradores que conciben el arte como una necesidad, como un lenguaje extraño que le es necesario para descifrar la realidad. Tras más de 34 años de cultivar una colección admirable, la aragonesa Pilar Citoler se ha fijado un nuevo reto: su deseo es que las piezas de su colección Circa XX de arte moderno permanezcan unidas y se exhiban en el futuro en algún centro o museo de arte contemporáneo. Citoler recibió el Premio ARCO 2005 y ha dado nombre a un premio internacional de fotografía en Córdoba, cuya III edición se dilucidará en 2008. Albergar sus obras es algo «complicado», ya que debe concitar el «máximo interés» de instituciones públicas y privadas, además de habilitar un espacio amplio. Y Córdoba aspira a ser la sede de su legado, un paso más en el camino de la Capitalidad Cultural Europea de 2016.

  

Masque africaine Julio González Lápiz sobre papel 1940

Los inicios  

Pilar Citoler cuenta que desde niña se sintió fascinada por los colores y las composiciones artísticas. A los 16 años comenzó a viajar a París durante los veranos para aprender francés, y la ciudad de la luz le descubrió su propia atracción por estas obras.  

  

Sin título Eduardo Chillida “Collage” y dibujo sobre papel 1978

Estudió odontología –igual que su padre y su abuelo–, y gracias a sus viajes por Europa, entró en contacto con galeristas y pintores. Actualmente, vive en Madrid, en una casa llena de pinturas y libros que versan sobre pintura, escultura o arquitectura. Su primer óleo adquirido fue de José Caballero, El andaluz perdido, y lo compró a la galerista Juana Mordó en Madrid, en 1969. Cada cuadro de su colección constituye un momento íntimo, personalísimo, de su propia existencia. Y hay de todo: pintores figurativos, arte pop, surrealismo, algo de expresionismo o vanguardia de posguerra, los nuevos caníbales, fotografía y un largo etcétera. No es elitista ni pedante, más bien contempla sus obras con orgullo, como si ella las hubiera salvado del olvido y aspira a ponerlas a disposición del público. Destacan en su colección las obras de autores españoles como Eduardo Arroyo –uno de sus favoritos–, Pablo Picasso, Joan Miró y Antoni Tapies, entre otros. O nombres europeos como Dubuffet, Le Corbusier, Lèger o Michaux; también hay americanos como Lichtenstein y Warhol. Conoció a los miembros de grupos como El paso o el de Cuenca, grupos que han marcado sus preferencias. Entre sus preferidos, las obras de Canogar, Jesuita III, de Roberto Matta, Why I surprise at you!, y un aguafuerte sin título de Picasso. Y nunca habla de lo que se ha gastado en arte.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: