Saltar al contenido.

Vanity Fair, en español

7 septiembre 2008

Con más de 100 años a sus espaldas, Vanity Fair es un referente universal de la prensa. Ahora, desde septiembre de 2008 podemos disfrutarlo en español. Vanity Fair era una revista minoritaria desde su creación a principios del siglo XX hasta que los Newhouse la compraron en 1983. Su verdadero despegue se produjo al nombrar a Tina Brown directora de la publicación, en la que permaneció hasta 1992 para dirigir New Yorker, otra publicación legendaria de Condé Nast. Brown convenció a los principales actores y actrices para que se dejaran retratar por fotógrafos como Annie Leibovitz y contrató a los mejores escritores. Rompió moldes al publicar en una portada la imagen desnuda de la actriz Demi Moore embarazada en 1991. El tono rupturista, siempre dentro de una exquisita edición, lo ha mantenido su sucesor, el canadiense Craydon Carter, que tiene en su haber dos grandes exclusivas: la publicación en 1996 por la periodista Marie Brenner de un informe sobre los aditivos que las tabaqueras introducían en los cigarrillos para generar adicción al tabaco y la revelación en mayo de 2005 de la identidad de W. Mark Felt como la garganta profunda que transmitió a los periodistas del Washington Post todos los detalles del caso Watergate que provocaron la dimisión del presidente Nixon en 1974.

Los directivos de la editorial Condé Nast en España tienen casi un año por delante y 12 millones de presupuesto para el lanzamiento de la revista. Será la novena publicación que la familia Newhouse edite en España, donde comenzó su andadura en 1988. Después de varios años consecutivos con pérdidas la compañía inició en 1999 la senda de los beneficios que espera consolidar con este nuevo mensual. En el mundo hay pocos editores capaces de invertir más de 12 millones de euros (por encima de los 2.000 millones de pesetas) en el lanzamiento de una revista para un público genérico de 40 millones de habitantes. Uno de ellos es Advance Publications de los hermanos judíos Samuel Irving y Donald Newhouse, los más exquisitos del mundo editorial, a quien comparan con los Sulzberger, editores del New York Times. Invirtieron 18 millones de euros (3.000 millones de pesetas) en promocionar Glamour y ahora le toca el turno a Vanity Fair.

About these ads
Sin comentarios aún

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: