Skip to content

Hodler

26 diciembre 2007

<i>Autorretrato parisino </i>(1891), de Ferdinand Hodler
Autorretrato parisino (1891), de Ferdinand Hodler

Ferdinand Hodler (1853-1918) es un pintor suizo cuya fama apenas ha cruzado la muralla de los Alpes. Si en los museos de su país -en Ginebra, Berna, Zúrich, Basilea, Winterthur, etcétera- o en las casas de sus compatriotas se encuentran telas de Hodler, pocos son los museos extranjeros -en París, el Museo d’Orsay tiene tres obras suyas, en Alemania está representado en la Staatsgalerie de Stuttgart- que las poseen. Por eso una retrospectiva dedicada a Hodler es un acontecimiento y hay que aprovechar la oportunidad que nos ofrece el Museo d’Orsay de descubrir reunidas más de 80 de sus pinturas (febrero de 2008). Para Hodler, París fue la ciudad de su consagración. Su gran composición simbólica, La nuit (1891), en la que el pintor aparece desnudo, tendido, siendo poseído por una figura enlutada que es difícil no identificar con la muerte, y entre otras parejas, también desnudas, y compuestas por personajes perfectamente reconocibles en la época, entre ellos la esposa y la amante de Hodler, provocó un escándalo en Ginebra, pero fue acogida con grandes elogios en la capital francesa, entre ellos el de Puvis de Chavannes, artista que Hodler había escogido como referencia. Si Puvis tiende a idealizar, Hodler es de un realismo agresivo. La composición es abiertamente simbólica, busca la esencia casi abstracta de lo representado, pero el trazo es preciso y potente. Frente a la minuciosidad de unos impresionistas empeñados en capturar el instante, los simbolistas pretenden dar a la pintura una significación espiritual. Eso no comporta un estilo común -entre Hodler, Gustave Moreau y Odilon Redon, por ejemplo, no hay afinidades en un plano estrictamente formal-, pero sí un discurso concomitante en el que el erotismo se hace místico, en el que los personajes se funden con la naturaleza y ellos y los paisajes son portadores de otro mensaje que el de su mero parecido.

La misión que Hodler se fija en tanto que artista -“expresar el elemento eterno que existe en la naturaleza, a saber, la belleza”- tiene como objetivo último “revelar un nuevo orden de las cosas” cuya percepción “será bella gracias a la idea de conjunto que se desprenderá de ella”. Las figuras humanas aparecen a menudo al margen de cualquier signo de temporalidad, envueltas en túnicas o ropajes que se quieren eternos. “Lo que hace que todos seamos uno es más importante que lo que nos diferencia”, dice para explicar su preferencia por una cierta repetición de recursos -“la repetición de formas parecidas”- en su búsqueda de “una unidad poderosa, de una armonía religiosa”.

La comunión con la naturaleza, a menudo convertida también en unas pocas líneas, en un ritmo de nubes que se superpone a la línea del horizonte, es tan obsesiva como dramática es su crónica visual de la enfermedad y muerte de una amiga, Valentine, de la que realiza casi 200 dibujos y pinturas mostrando los estragos del tumor, una serie que alterna con otra no menos impresionante de vistas del lago Leman. Por el Museo d’Orsay, que lleva años explorando el arte de la segunda mitad del XIX y principios del XX, han desfilado el polaco Jacek Malzewski, el danés Willumsen o el francés Maurice Denis, todos ellos emparentados con el movimiento simbolista en un momento o a lo largo de su vida. Las exposiciones citadas -o la actual y la dedicada al impresionista holandés Jongkind- abren la puerta a una revisión en profundidad de otros movimientos o temas. ¿Para cuándo la llamada pintura de historia?

<i>La nuit</i> (1889-1890), de Ferdinand Hodler
La nuit (1889-1890), de Ferdinand Hodler

Comparando su obra con la de Edvard Munch, el Simbolismo se aleja y se aproxima al realismo.

‘El grito’, de Munch (detalle)
'La Madonna', de Munch (detalle)
‘La Madonna’, de Munch (detalle)

Obra de Hodler

Die Uhrmacherwerkstätte in Madrid, 1879
Oil on canvas
82 x 93 cm
Kunstmuseum Lucerne, Switzerland

The Convalescent, 1880
Oil on canvas
Oskar Reinhart Foundation, Winterthur

Portrait einer Frau, 1884-1890
Oil on canvas
55 x 46 cm
Wallraf-Richartz-Museum, Cologne, Germany

Lesender Mann (Man Reading), 1885
Oil on canvas
28 5/8 x 23 3/8 inches (73 x 59.5 cm)
Private collection

Surprised by the Storm, 1886-87
Oil on canvas
Oskar Reinhart Foundation, Winterthur

Der Salève im Herbst, 1891
Oil on canvas
70 x 51 cm
Kunstmuseum Lucerne, Switzerland

Tired of Life, 1892
Oil on canvas
149,7 x 294,0 cm
Neue Pinakothek, Munich, Germany

The Disillusioned One, 1892
Oil on canvas
22 1/8 x 17 3/4 in. (56.2 x 45.08 cm)
Los Angeles County Museum of Art

Herbstlandschaft bei Solothurn, circa 1893
Oil on canvas
33 x 46 cm
Kunstmuseum Lucerne, Switzerland

The Chosen One, 1893-94
Tempera and oil on canvas
Kunstmuseum, Berne

Porträt der Berthe Jacques, Frau des Künstlers, 1894
Oil on canvas
33,5 × 28 cm
Private collection

Frauenbildnis, 1895
Oil on canvas
42 x 38 cm
Kunstmuseum Lucerne, Switzerland

Study for Day, 1898/1899
Oil on canvas
41 7/8 x 39 3/8 in. (106.3 x 100.0 cm)
Detroit Institute of Arts, Michigan

Sadik Belig, 1900
Oil on canvas
Meadows Museum at Southern Methodist University, Dallas, Texas

Der Tag III, circa 1900/1910
Oil ,on canvas
170 x 368 cm
Kunstmuseum Lucerne, Switzerland

Emotion, 1901-02
Oil on canvas
Private collection

Jüngling mit Blume, circa 1902
Oil on paper
42 x 29,5 cm
Private collection

Spring, 1904
Oil on canvas
102.5 x 129.5 cm.
Museum Folkwang, Essen

Calme de soir, 1904/05
Oil on canvas
Kuntsmuseum of Winterthur Hall

The Lac Léman, 1905
Oil on canvas
80 x 99 cm.
Stiftung für Kunst, Winterthur

Lied aus der Ferne, 1. Fassung, 1906
Oil on canvas
140 x 120 cm
Kunstmuseum St.Gallen, Switzerland

Landscape on Lake Geneva, C. 1906
Oil on canvas
59,8 x 84,5 cm
Neue Pinakothek, Munich, Germany

Die heilige Stunde, 1906/07
Oil on canvas
H: 193 cm, B: 113,5 cm
Schleswig-Holstein Museums, Germany

James Vibert, Sculptor, 1907
Oil on canvas
25 1/2 x 26 in. (64.7 x 66 cm)
The Art Institute of Chicago

Andey Peak, Arve Valle in Haute Savoie, 1909
Oil on canvas
H. 67.5; W. 90.5 cm
Musée d’Orsay, Paris

Stockhorn von Oberhofen aus, 1910
Oil on canvas
63.4 x 80 cm
Kunstmuseum Lucerne, Switzerland

The Woodcutter (Der Holzfäller), 1910
Ink, paper; lithograph
Sheet dimensions: 21 1/2 x 16 1/4 in. (54.61 x 41.275 cm)
Dallas Museum of Art, Texas

Der Holzfäller (The Woodcutter), 1910
Oil on canvas
H.130; B.101cm
Musée d’Orsay, Paris

Der Holzfäller, circa 1910
Oil on canvas
130 x 105 cm
Kunstmuseum Lucerne, Switzerland

Lake Thun and the Stockhorn Mountains, 1910
Oil on canvas
83.00 x 105.40 cm
National Galleries of Scotland, Edinburgh

The Sacred Hour (Die Heilige Stunde), Circa 1907-Circa 1911
Oil on canvas
72 x 89 in. (182.9 x 226.1 cm)
Cincinnati Art Museum, Ohio

Lake, 1910-1912
Oil on canvas
44.5×64.5 cm
Hermitage Museum, Saint Petersburg, Russia

Das Breithorn, circa 1911
Oil on canvas
67 x 89 cm
Kunstmuseum Lucerne, Switzerland

The Grand Muveran, c. 1912
Oil on canvas
27 3/4 x 37 in. (70.5 x 94 cm)
The Art Institute of Chicago

Autoportrait avec les yeux ouverts III, 1912
Oil on canvas
Kuntsmuseum of Winterthur
Beckmann, Hodler, Lehmbruck

Madame Valentine Godé-Darel malade, 1914
Oil and gouache on canvas
H. 0.47 ; L. 0.4
Musée d’Orsay, Paris

Bildnis Carl Spitteler, 1915
Oil on canvas
65 x 80 cm
Kunstmuseum Lucerne, Switzerland

Self-Portrait, smiling, 1916
Oil on canvas
Kuntsmuseum of Winterthur
Beckmann, Hodler, Lehmbruck

Genfersee mit Salève und Montblanc-Kette im Hintergrund, 1918
Oil on canvas
61 x 80,5 cm
Kunstmuseum Lucerne, Switzerland

……………………………………………………………………………………………….

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: