Skip to content

Surrealismo

18 diciembre 2007

El Surrealismo (del francés sur-realisme, “por encima de la realidad”) es un movimiento artístico que nace en Francia en 1924. Su fundador es el poeta André Breton. Basado en las teorías del médico psicoanalista Sigmund Freud, busca adentrarse en el inconsciente, la región de la mente que no podemos controlar con la razón. De esa región, mucho más importante y poderosa, según Freud, que la parte consciente, nacen nuestros deseos más profundos, nuestros sueños (cuando dormimos y cuando imaginamos) y nuestra vida sexual. Habitualmente reprimimos nuestro inconsciente porque sus deseos están prohibidos por la sociedad: incesto, asesinato, homosexualidad… Freud descubrió que explorando el inconsciente de los neuróticos (primero mediante el hipnotismo y más tarde, estudiando sus sueños y mediante la asociación libre) podía curar sus síntomas, como fobias y obsesiones.

Breton, después de leer a Freud,llegó a la conclusión de que el inconsciente estaba en contacto con el mundo real y que la razón era una forma de esclavitud que despersonalizaba a la gente. Propuso la revolución surrealista: que todo el mundo viviera en su inconsciente y abandonara la razón.

¿Por qué llegó Bretón a estas conclusiones? Porque para él, la razón había fracasado.

-La razón de los generales y los políticos había producido la enorme crueldad de la primera guerra mundial.
-La razón de los científicos y lógicos había llegado a conclusiones paradójicas que destruían el poder de la razón: “la verdad depende de la posición del observador” y “todos los profesores mienten”.

¿Cómo se proponía hacer Bretón la revolución surrealista?

-mediante la provocación: escribían cartas, publicaban manifiestos y hacían espectáculos para hacer conocidas sus ideas.
-mediante el arte: el arte servía como un medio de desafiar las convenciones de la razón e “iluminar” al público sobre la realidad del inconsciente. El primer método surrealista de crear arte fue el automatismo: el escritor comienza a poner palabras en el papel tan rápido como puede sin pensar. Pronto se abandonó esta técnica y los escritores empezaron a buscar otras: narrar sus sueños, buscar metáforas extrañas, etc.
-mediante la revolución comunista: como un primer paso para la revolución surrealista.

El Surrealismo como movimiento ya no existe pero como medio de expresión artística todavía es muy importante. Muchos artistas continúan usando la irracionalidad para expresar sus ideas, que con frecuencia pueden ser interpretadas de manera racional.

2. El surrealismo en España

Las ideas de los surrealistas franceses pronto llegaron a España e influyeron mucho en un grupo de artistas jóvenes. Los más importantes de estos artistas fueron: Luis Buñuel (director de cine) Salvador Dalí (pintor) y Federico García Lorca (poeta y dramaturgo). Los tres eran amigos. Buñuel y Dalí escribieron juntos el guión de la película “Un perro andaluz.” El título era una broma a García Lorca, que era andaluz. Para escribir el guión tenían una regla: ponían en común imágenes visuales: si podían encontrar una explicación racional a las imágenes, no las incluían en el guión. Posteriormente rodaron la película en Francia. Dalí desarrolló el metodo paranoico-crítico en pintura. Consiste en reunir en un cuadro todas las imágenes absurdas que uno pueda relacionar con un tema en concreto. De esta manera, según Dalí, pueden expresarse los deseos inconscientes. Lorca escribió su libro de poemas Poeta en Nueva York, en el que desarrolla el surrealismo poético.

Dos textos surrealistas

VUELTA DE PASEO

Federico García Lorca

Asesinado por el cielo.
Entre las formas que van hacia la sierpe
Y las formas que buscan el cristal,
Dejaré crecer mis cabellos.

Con el árbol de muñones que no canta
Y el niño con el blanco rostro de huevo.

Con los animalitos de cabeza rota
Y el agua harapienta de los pies secos.

Con todo lo que tiene cansancio sordomudo
Y mariposa ahogada en el tintero.

Tropezando con mi rostro distinto de cada dia.

!Asesinado por el cielo!

ANDA SUELTO SATANÁS

Cae fuego en lugar de maná,
se disfraza el asfalto de mar.
El zapato no encuentra el pedal,
parece que anda suelto Satanás.

¡Parece que anda suelto Satanás!

Canta Bob Dylan en el cassette,
tinta roja escrita en la pared.
Un cadáver abraza el arcén,
parece que anda suelto Lucifer.

¡Parece que anda suelto Lucifer!

Un semáforo va a dar a luz,
una novia vestida de tul.
Se masturba sobre un ataud,
parece que anda suelto Belcebú

Parece que anda suelto Belcebú!

 

Salvador Dalí

Proyecto de Telón de `El loco Tristán´(1944), de Salvador Dali

Giorgio de Chirico

Giorgio de Chirico fue un artista curioso. Fue admirado por los surrealistas gracias a sus primeras obras de paisajes oníricos y extraños. Éluard o Picasso celebraron la llegada de sus pinturas metafísicas en el París de principios del siglo XX. Dalí o Magritte se nutrieron de su introspectiva imaginación y de sus soñados espacios urbanos. Pero De Chirico (1888-1978) quería otra cosa. Cambió. Abandonó la senda vanguardista para buscar su camino dentro de un personal clasicismo, abjurando y alejándose de una modernidad para la que, sin embargo, legó para siempre una serie de elementos pictóricos muy identificables: plazas, torres, arcadas, columnas, estatuas, sombras, maniquíes.

  Arquitectura y metaf�sica en la pintura de Chirico - 'Visione metafisica di New York'   Arquitectura y metaf�sica en la pintura de Chirico - 'La torre'   Arquitectura y metaf�sica en la pintura de Chirico - 'Mobili e rocce in una stanza'   Arquitectura y metaf�sica en la pintura de Chirico - 'Misterio di Manhattan'
Visione metafisica di New York / La torre /Mobili e rocce in una stanza /Misterio di Manhattan

Artista italiano (nacido en la población griega de Bolos), padre de la Escuela Metafísica y del que los historiadores del arte suelen destacar su primera etapa creativa, Giorgio de Chirico, muerto en 1979, es un autor de obras con recovecos, a veces complejas y a veces herméticas. Sus atrevidas variaciones estilísticas, sus audaces acrobacias lingüísticas le han servido para encorsetarlo. Mórbido y quisquilloso, para unos, es para otros un gran pintor de imágenes urbanas en las que habla de “frustraciones, tensiones y memorias rituales” -en palabras de Robert Hughes. De Chirico, que firmaba obras con el nombre latino de Pictor Optimus (el mejor pintor), tuvo varias etapas importantes. La metafísica recoge las primeras y muy apreciadas obras metafísicas realizadas entre 1911 y 1920, ajenas al bullicio maquinista de los futuristas; y La metafísica renovada revisa sus pinturas desde la década de los veinte hasta los setenta, en la que los motivos arquitectónicos tienen un valor central. En vídeos documentales de Billy Wilder y Orson Welles hablo sobre su propia trayectoria. Colaboró con arquitectos famosos como Paolo Portoghesi, Aldo Rossi o Massimiliano Fuksas.

La ciudad metafísica de Giorgio de Chirico

La ciudad metafísica de Giorgio de Chirico
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: